Aportes de un estudiante sobre los artículos del blog

28 septiembre
 
Aportes de un estudiante sobre los artículos del blog
 
La Santa Sede por medio de la Congregación para la doctrina de la fe, da respuesta a cinco inquietudes en materia eclesial, que para algunos suena paradójico dentro del campo del diálogo ecuménico que inquiere la unidad de la Iglesia.

 

La Iglesia en su ministerio magisterial, hace lo que sencillamente le corresponde, ser maestra, de este modo vislumbramos la razón del documento del pasado 29 de Junio del año en curso, cuando apelando al Magisterio anterior, apoya las respuestas dadas con la intención de emitir una palabra de luz frente a los cuestionamientos sobre la Iglesia.
Realmente en una primera lectura de este texto no encuentramos problema alguno en el cual la Iglesia como institución esté obstaculizando el proceso de diálogo ecuménico, por el contrario, pone las bases que se han dado desde el Concilio Vaticano II y la doctrina posterior a éste, en pro de la unidad de la Iglesia y su realización en la historia, de este modo podemos decir que no aporta nada nuevo, sino que ratifica la doctrina eclesial e intenta depurar aquellas tergiversaciones, debido al modo sensacionalista como algunos medios la difunden, sin explicar y profundizar al respecto (reflejo de su ignorancia).
 
A nuestro modo de ver el quid del asunto se encuentra en la afirmación: “subsiste en ella,  indica identidad entre la Iglesia de Cristo y la Iglesia católica”, es decir la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia Católica, si dejamos así y sacamos de contexto la expresión, podemos caer en el mismo error de Usan en su crítica a nuestro parecer sin fundamento sólido.
 
Es claro que debemos mantener nuestra identidad de Iglesia de Cristo que pese a los avatares de la historia, ha sido el sarmiento que no se ha separado de la Vid, esto la hace única y por consiguiente dotada de toda la sabia, es decir, de todos los elementos que conforman la verdadera Iglesia, sin decir con ello, que los demás cristianos incorporados a ella por el bautismo no habiten en la misma casa. "Puesto que estas Iglesias, aunque separadas, tienen verdaderos sacramentos y, sobre todo, en virtud de la sucesión apostólica, el sacerdocio y la Eucaristía, por los que se unen a nosotros con vínculos estrechísimos".
 
Desde una mirada objetiva son más los elementos que nos unen que aquellos que nos separan, aunque la dificultad podría ser más política que otra cosa, lo importante es hacer visible la unidad de la Iglesia al mundo, superando las separaciones que impiden lograr este cometido.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aportes de un estudiante. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s